TPV Virtual: concepto y características

comprar un producto en una tienda online

Hace un tiempo, internet revolucionó la forma de pagar a la hora de comprar un producto en una tienda online, por ejemplo. Esa revolución vino caracterizada por el TPV virtual, una tecnología que simulaba el TPV convencional de aquel entonces. Por ello, hemos decidido explicaros qué es un TPV Virtual y cuáles son sus características ¡Arrancamos!

Concepto

El TPV Virtual es un sistema de cobro que sirve a las empresas para poder cobrar a los clientes de forma online. Al igual que vemos un TPV convencional en un negocio físico, caracterizado por un ordenador y un datafono que sirve para cobrar a los clientes, el TPV virtual es una solución para el e-commerce.

Es cierto que este sistema no entra en juego cuando el cliente elige pagar a contra reembolso o mediante transferencia bancaria, ya que son medios de pago distintos. Sí surge cuando queremos pagar con el móvil, con la tarjeta de crédito o de débito, como con cualquier cartera virtual, como puede ser PayPal.

Características

Los TPV virtuales tienen una serie de características que lo hacen más atractivo, o menos interesante, según las prioridades de cada uno. Las características son las siguientes:

    • Se necesita un banco. Si queremos un TPV virtual, tendremos que solicitarlo en un banco, que es el que nos va a proporcionar una cuenta bancaria. Aconsejo preguntar por la comisión de cada compra, como por el tipo de tarjeta que es compatible.
    • No todas las tarjetas son compatibles. A día de hoy, pocos TPV virtuales no aceptan Visa, MasterCard o American Express, pero, si no es ninguna de esas, tendremos problemillas.
    • Es seguro. Quedaron atrás los días en los que internet era un lugar inseguro para comprar y en el que no se sabía, si iba a llegar el producto o si te ibas a quedar sin dinero. Decimos que es seguro porque toda la información que aportemos es encriptada.
    • Administración. Como todo TPV, el virtual nos permite administrar, consultar y gestionar todo lo relacionado con los pagos. De esta manera, podemos ver cuántas ventas hacemos, cuántas compras se han cancelado, devoluciones a clientes, etc.
    • La mejor forma de cobrar por internet. Al final, la experiencia determina que las transferencias bancarias y el contra reembolso no interesan a la empresa porque una tarda demasiado en efectuarse y la otra no se cobra hasta que el cliente recibe el producto.

Otros temas que puede consultar: